sábado, 9 de abril de 2011

Tiempo muerto

He bajado considerablemente el ya de por sí flojo ritmo de actualización del blog. El motivo es que estoy experimentando nuevos caminos de aprendizaje en muchos aspectos. En esta etapa de profunda asimilación, desbordado por información, es difícil hablar. Si acaso podría contar lo que voy sintiendo, pero es tal el vapuleo de descubrimiento que vivo, que mis impresiones se contradicen de un día para otro.

Así pues, y sin abandonar el blog, me resigno a que las actualizaciones serán más bien pocas durante un tiempo.